miércoles, 18 de julio de 2007

Nieva en Buenos Aires: la belleza de un desastre ecológico




Todos nos emocionamos frente a este milagro que nos regaló la Naturaleza, pero debemos tomar conciencia que es producto del calentamiento global. Se dan cada vez con mayor frecuencia extremos térmicos y fenómenos tan inusuales como la nieve en esta ciudad. Inundaciones y la alternancia con sequías prolongadas están afectando a todos los habitantes del globo. La acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera es catastrófica y como aún no se ha tomado conciencia del daño ecológico, el consumo de combustibles fósiles aumenta día a día. Ayudemos a limpiar el mundo del futuro, consumamos sólo la energía necesaria¡ El derroche actual hipoteca la Tierra del mañana!

1 comentario:

hugo_cah dijo...

si la contaminacion no disminuye,
año a año va a ser peor.